Saltar al contenido
Blog sobre murcielagos

Murciélago más pequeño del mundo

 

 

Es un colibrí, es un abejorro, es el murciélago de nariz de cerdo de Kitti. Sí, en serio, míralo: es un murciélago. Un murciélago diminuto, muy diminuto.

El murciélago de nariz de cerdo de Kitti (Craseonycteris thonglongyai) es, sin duda, el mamífero más pequeño del mundo y definitivamente el murciélago más pequeño del mundo. 🌍

Conocido informalmente como el murciélago abejorro, el murciélago nariz de cerdo de Kitti tiene el tamaño de un abejorro grande, con un peso de sólo dos gramos.

También es sólo una de las 440 especies de murciélagos que se encuentran en Asia 🤯, un continente que alberga más de un tercio de las 1.200 especies de murciélagos del mundo.

Es una criatura increíblemente diminuta, incluso más pequeña que el dedo pulgar.

Dónde vive y su hábitat

Un conocido experto en murciélagos (quiropterólogo), es el conservador de mamíferos del Museo de Historia Natural de la Princesa Maha Chakri Sirindhorn en Tailandia, uno de los dos únicos países donde vive el murciélago de nariz de cerdo de Kitti, o el murciélago abejorro. Myanmar es el otro país donde se puede encontrar esta especie.

El investigador, ha tenido el placer de ver muchos murciélagos abejorro en su hábitat natural, donde generalmente viven en pequeñas colonias; se abstienen de amontonarse como muchas otras especies de murciélagos.

Cuando se ven estos murciélagos en una cueva, sólo se ve como una gran mancha negra en la pared de la cueva, y puede que no te des cuenta de que en realidad son murciélagos sin acercarte lo suficiente.

Incluso los especímenes de museo de la especie impresionan. Otra conocida investigadora de la Universidad de Dublín, dijo que cuando examinó los especímenes de la especie quedó impresionada por su perfección y pequeño tamaño.

Importancia del murciélago Kitti

El murciélago abejorro es importante por otra razón: es completamente único. Esta sola especie representa una familia entera de murciélagos, los Craseonycteridae, que se separaron del resto hace unos 33 millones de años.

Durante 12 años, el murciélago abejorro estuvo incluido en la lista de especies en peligro de extinción ⚠️ de la Lista Roja de la UICN, pero en 2008 fue descendido a la categoría de Vulnerable debido, en parte, al descubrimiento de nuevas poblaciones, incluidas las que se encuentran al otro lado de la frontera con Tailandia, en Myanmar.

En las encuestas realizadas entre 1997 y 2008 se contabilizaron alrededor de 10.000 murciélagos en 44 cuevas del oeste de Tailandia y en cinco cuevas de Myanmar.

Sin embargo, la población total puede ser considerablemente mayor, ya que los investigadores estiman que la población tailandesa es de unos 45.000 individuos en un estudio de 2009 presentado en la revista Endangered Species Research.

Nadie sabe cuántos podrían vivir en Myanmar, ya que no se pudo realizar un estudio más exhaustivo allí por cuestiones de seguridad.

Pero los expertos creen que la población de Myanmar es probablemente bastante pequeña debido a los requerimientos específicos del microhábitat del murciélago.

Especie protegida

Este diminuto murciélago, está amenazado por las perturbaciones humanas 🧍 tanto dentro de sus cuevas de descanso, como en los bosques donde se alimenta.

Los conservacionistas dicen que los monjes que usan las cuevas para meditar, los drogadictos que escapan a las cuevas para drogarse, y los turistas impulsados por el deseo de ver a los murciélagos, han impactado negativamente a la especie.

De hecho, algunas grutas se han convertido en «cuevas de exhibición», lo que ha llevado a la destrucción del hábitat de los murciélagos.

El ecoturismo debería estar bien cuando los turistas no destruyen o modifican el hábitat natural.

Desgraciadamente, en la mayoría de los casos, cuando se promociona la visita a una cueva como atracción turística, los guías, suelen modificar la cueva internamente, para hacerla más cómoda para los turistas.

Si los turistas se aventuran en las cuevas para ver los murciélagos, entonces algún impacto es inevitable.

La mejor manera de mitigar este daño, es sólo permitir a los turistas entrar en algunas grandes cuevas donde las actividades humanas no cambiarán mucho el microhábitat.

También debe regularse el número de turistas que se permite entrar en las distintas cuevas.

El humo dentro de las cuevas, ya sea de monjes meditabundos o de drogadictos, podría dañar significativamente a los murciélagos.

Una buena noticia: en Myanmar, los monjes se han convertido en protectores de las cuevas.

Por lo general, los monjes sólo utilizan las entradas de las cuevas y su presencia tiende a mantener alejados a los demás, incluidos los cazadores, los drogadictos e incluso las empresas mineras que destruirían las cuevas para la producción de cemento.

Las últimas estimaciones de individuos vistos son más elevadas, y son buenas noticias para el murciélago más pequeño del planeta, pero se mantienen las advertencias.

Los científicos 👨‍🔬 creen que las poblaciones de Myanmar y Tailandia no están geográficamente interconectadas, y que tanto la investigación genética como la de ecolocalización muestran que son bastante diferentes entre sí.

Los dos grupos pueden incluso representar subespecies o especies separadas. Si algún día se determina que ese es el caso, entonces el nuevo total de la población tendría que dividirse en dos partes desiguales.

Las poblaciones de murciélagos de Myanmar y Tailandia – aunque separadas por la topografía – siguen siendo actualmente morfológicamente (físicamente) iguales.

Probablemente no podemos asignarlos como especies diferentes todavía, pero sabemos que están al menos en un proceso de especiación en curso.

Presenta a los científicos una oportunidad fascinante: pueden ser capaces de estudiar un mamífero que sufre la división en dos especies, o subespecies.

Pero para que eso suceda, por supuesto, los conservacionistas necesitan asegurarse de que ninguna de las dos poblaciones desaparezca.

El murciélago 🦇, que no fue descubierto por los científicos hasta 1974, también ha sido impactado por la colección científica, y también por su venta como souvenirs a los turistas dispuestos a pagar por ellos.

Fuera de las cuevas, la rápida deforestación debida a la tala, la expansión agrícola y el crecimiento de las comunidades humanas, sigue siendo la principal preocupación en materia de conservación, una realidad para muchas especies en vías de extinción en toda Asia.

El murciélago abejorro está protegido legalmente en Tailandia, y una parte de su hábitat está protegida por parques.

Pero es necesario hacer mucho más para conservar adecuadamente la especie.

Los conservacionistas, han recomendado mejorar la protección y la gestión de sus cuevas de reposo, así como una protección más amplia de sus zonas de alimentación.

También puedes Encontrar:

Disfraz de murcielago, cajas nido para murcielagos y camiseta murcielagos